sábado, 17 de abril de 2010

Una realidad

Un regalo...

La exposición que recoge el último catálogo de obras de Slava Mogutin, Lost Boys, tiene un texto de Octavio Zaya que define la obra como realismo grotesco. No seré yo quien rebata el título ni quien quiera añadir ni quitar una sola coma al texto. Es Mogutin uno de los fotógrafos a los que admiro por su forma de mostrar una realidad. No digo LA realidad, sino UNA de muchas.

Lo podría calificar de sórdido, inenarrable, políticamente incorrecto, vanguardista, pornográfico, oscuro, guerrillero urbano, provocador, desterrado... Colocar adjetivos sobre un trabajo siempre es difícil porque las miradas independientes de cada uno definirían las historias de sus fotografías de manera totalmente opuesta. A mi me fascinan por la fuerza que desprenden, Incluso algunas producen temor, deseo, rabia, dolor, dulzura, pasión, energía, maldad...

Todo ello, envuelto en una gran campaña de márketing comercial de chico exiliado de Rusia y acogido en Estados Unidos. pero esa historia es la menos interesante. Conozco la trayectoria de Mogutin desde hace años y sigue sorprendiéndome. Será que me tiene atrapado.

3 comentarios:

Nano dijo...

Interesante lo que comentas acerca de ese fotógrafo... lo tendré en cuenta y veré si puedo apreciar algunas fotografías de él...
Gracias por tus comentarios tan amenos en mi blog... Es para mí un verdadero orgullo que me visites... y encima me dejes algunas palabras ... Gracias...
Seguimos en contacto!
Un fuerte y cálido abrazo!!

Logan y Lory dijo...

Esto de etiquetar el trabajo de los artistas siempre nos ha parecido un poco absurdo ya que la mirada de un fotógrafo, un escultor, un novelista o un pintor se entiende se realiza desde un mundo de formas que pretenden contar algo. Lo grotesco para muchos, no es sino una mera realidad para otros. El trabajo de este fotógrafo nos parece interesante desde el punto de vista del observador, sin etiquetas.

Un abrazo.

Stultifer dijo...

NANO - Es que soy fan de Mogutin.

LOGAN Y LORY - Lo importante es si te transmite algo. Entonces es válido.