jueves, 11 de marzo de 2010

Poeta, poeta

La admiración del arte vista por Adrianos - las memorias

Hace unos días Adrianos escribía que "Lorca, en su traje de aspiraciones plateadas, llega a Nueva York y por un instante da la sensación de poder estar en sintonía con el ambiente de reflejos plateados del suelo y cristales de la gran manzana". Su texto no tiene desperdicio, aunque él crea que no.

El blog del día: No estás solo

8 comentarios:

*Not@lone* dijo...

Te agradezco enormemente que me hayas dejado un comentario. ¡¡No sabes la ilusión que me ha hecho¡¡. Ya puse mi comentario al tuyo para darte las gracias. Como habrás visto te tengo el primero en mi lista de blog pues me parece genial como le llevas. Todavía soy muy novata y no se como colgar mi premio en el blog. Me siento orgullosa de que me lo des. Un saludo.

theodore dijo...

Nada lo que hace o dice Adrianos tiene desperdicio.

*Not@lone* dijo...

Julio Cortázar

Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se situó un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquiera otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso.
Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y regularmente. Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie).
Llegando en esta forma al segundo peldaño, basta repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la escalera. Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón que la fija en su sitio, del que no se moverá hasta el momento del descenso.

El Robot Humano dijo...

lorca, el cantante? o estoy perdido?

Stultifer dijo...

*Not@lone* - Colgar un premio es sencillo. Selecciona la imagen a colocar. Ve a configuración de tu blog y buscas la opción "incluir imagen". Es sencillo y todo se aprende, como a subir y bajar escaleras. Nosotros llevamos años así.

THEODORE - Nos valoramos muy poco la mayoría d elas veces. Bueno, miento. Yo me valoro mucho.

ROBOT - Hablamos de Federico García Lorca, el poeta. Es sobre una representación de teatro de uno de sus textos: "Poeta en Nueva York". Besos.

Thiago dijo...

Adrianos escribe muy bien pq, además, ese texto, tiene el inequívoco "toque plateado" jajaaj

Bezos.

Adrianos dijo...

la imagen impresionante, la obra tb. :-)

Stultifer dijo...

THIAGO - Mucho elogias a Adrianos...

ADRIANOS - Es la demostración de que para subir no hacen falta escaleras.