miércoles, 11 de mayo de 2011

La vuelta al mundo

"Si caminamos todas las escaleras de Valparaíso, habremos dado la vuelta al mundo". Así retrató Neruda la maraña de escaleras que suben, bajan, se cruzan y doblan sobre la ciudad puerto. Una ruta empinada, que cansa y encanta, y que, tras el paulatino cierre de los ascensores porteños, reviven como la principal vía de conexión peatonal entre el plan y el cielo del Puerto. Los más de 300 peldaños que tiene la escalera más extensa de Valparaiso, Chile, retoma protagonismo ante cierre de los tradicionales ascensores. Leer +

El blog del día: Nuria Mora

5 comentarios:

alvaro Locx dijo...

Valparaiso debe ser precioso, justo la he visto y me recordo mucho a Lisboa con sus calles empinadas o a Puerto Vallarta.

Stultifer dijo...

ALVARO - Esas ciudades situadas en laderas de montaña, selvas urbanas.

Logan y Lory dijo...

Este dato: '90 minutos toma hacer una ruta de las escaleras que existen en los cerros de Valparaíso'.

Una buena manera de adelgazar, sana y barata.

Stultifer dijo...

LOGAN Y LORY - Pues noventa minutos es como hora y media.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Aquí en Granada, lo mismo que en cierta parte de Málaga y Almería, podríamos decir lo mismo de nuestros pueblos Alpujarreños, que puede que no tengan escaleras, pero sube-bajas y cuestas sí que tienen... ¡para dar y regalar!