martes, 17 de mayo de 2011

Té de mandarina

Tengo pocas o ninguna gana de hacer muchas cosas hoy. Me tumbo en el sofá y miro el salón. Tengo el ordenador cerca, la televisión encendida, el jardín abierto. Hay luz suficiente. Falta bastante para que anochezca. Mi mundo es algo extraño. Está apartado de lo cotidiano y apartado, sobre todo del ruido. Voy a preparar un té de mandarina al que añadiré leche evaporada. ¿Te apuntas?

La escalera de hoy está dentro del cartel de la obra teatral Las amargas lágrimas de Petra von Kant.

El blog del día: La decadencia del ingenio

7 comentarios:

emejota dijo...

Me gusta. Beso.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Yo soy más de té de frutos rojos, pero me apunto igualmente, que los cítricos me encantan, sobretodo el limón (ahora no puedo abusar de él por mi problema de plaquetas... pero de vez en cuando me como uno, así, a bocados....)

Stultifer dijo...

EMEJOTA - A mi también. Y lo disfruto.

OGG - Olvida tus plaquetas. No son del cuerpo.

Adrianos dijo...

desde luego que me apunto :)
que tu jardin me da una envidia...

Stultifer dijo...

ADRIANOS - No te quejes que tu tienes un pajero al que poder ir. Por cierto... ¿Hace cuánto que no vas?

ROMO XIII dijo...

¡Pardiez, una foto sin escalera!
Pues a pesar de todo, transmite paz.

Stultifer dijo...

ROMO - Amplía la foto. Entra en el cartel de las amargas lágrimas de Petra von Kant y sube...